Le site officiel de Alain Musset: Biographie, Bibliographie, Infos, Discussions, Actualités... simplement en un clic!


Vous n'êtes pas connecté. Connectez-vous ou enregistrez-vous

Maria Dolores Linares: entre Posadas (Argentina) y Encarnación (Paraguay)

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas  Message [Page 1 sur 1]

María Dolores Linares

La otra cara de la integración.
Conflicto, identidad y frontera en el proceso de integración sudamericano.
El caso Posadas-Encarnación: el puente San Roque González de Santa Cruz


Tesis doctoral bajo la dirección de Susana Sassone (CONICET-UBA) y Alain Musset (EHESS)


Resumen: Las transformaciones económicas y territoriales producidas en el marco del proceso de integración del Mercosur han influido de una manera particular en aquellas áreas donde las sociedades de los distintos países miembros se encuentran cara a cara: en las fronteras. La inauguración de puentes, además de las reformas aduaneras y migratorias, ha cambiado los modos de vida en la frontera argentina con Uruguay, Brasil y Paraguay. El puente San Roque González de Santa Cruz que une la ciudad argentina de Posadas con su vecina paraguaya de Encarnación es, desde 1992, el escenario de manifestaciones sociales transfronterizas que tienen como protagonista tanto a la sociedad paraguaya como de la argentina.
Este proyecto de investigación tiene por objetivo el análisis de las representaciones sociales en los habitantes de la frontera y las reivindicaciones sociales identitarias generadas a partir de la construcción de un puente como vinculación terrestre en la frontera argentino-paraguaya a través de la aplicación preferente de metodologías cualitativas basadas en el análisis del discurso de la prensa escrita de ambos países (local y nacional) y entrevistas en profundidad a actores representativos de la frontera en las dos sociedades locales. Nos proponemos principalmente comprender las fronteras materiales y simbólicas operacionales de cada una de las dos sociedades, así como la emergencia de nuevas identidades de frontera, no sólo en relación al “otro” sino también en relación con el poder central, es decir, el estado nacional.


Informe personal sobre el trabajo de campo
Abril/Mayo 2009. Posadas, Misiones
Primera parte


1. Llegada y posicionamiento
Llego a Posadas el día 20 de Abril por la mañana y me alojo en una habitación dentro de la casa de una profesora de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Nacional de Misiones, cuyo nombre es Tamara. Ella tiene como inquilinos también a una familia compuesta por una madre con sus dos hijos adolescentes, en una situación irregular de conflicto familiar.
El día de mi llegada estaba en la casa además el padre de Tamara, paraguayo. Nos invitó al Paraguay y hablamos con él sobre la situación política y social del país.
El alquiler es muy económico, la casa está alejada del centro, en un barrio tranquilo y agradable. El ambiente “familiar” es bueno, hay mucha conversación y buenos tratos. Por otra parte, el habitar en una casa posadeña me da la posibilidad de conocer de tiempos, de costumbres e idiosincrasias de la vida en la ciudad. Por ejemplo, tengo la posibilidad de observar cómo pasan las “paseras” a vender por la casa o de conocer mejor cómo se mueve este barrio a toda hora.
Sin embargo, con el tiempo mi trabajo de campo va necesitando momentos de soledad, de reflexión y concentración, lo cual se hace muy difícil en un ambiente tan poblado. Por un lado, mi habitación no posee un escritorio donde pueda trabajar tranquila, y por el otro, aún teniéndolo, la presencia de dos adolescentes en la casa es siempre ruidosa y problemática (televisión, radio, etc). Ya llegando al fin de mi estadía, si bien el ambiente sigue siendo bueno, mi paciencia va descendiendo y evito los momentos de mayor sociabilidad en la casa.

2. Entrevistas
El cuestionario semi-cerrado para las entrevistas había sido confeccionado unos meses antes del viaje y discutido con uno de mis Directores de Estudio. No era un cuestionario largo, sólo podría tomar unos quince minutos en contestar. Quedaba ahora poner en práctica dicho cuestionario y observar cómo funcionaba. Pero la tarea más ardua no residía allí, sino en el hecho mismo de contactar a mis entrevistadas, ganar su confianza y lograr que acepten contentar mis preguntas. Al tratarse de mujeres que, siendo en su mayoría paraguayas, realizan un trabajo ilegal en Posadas, el contacto sería, por lo menos, difícil. Sin embargo, los primeros días fueron fáciles…
El primer día de trabajo logro hablar con una mujer, entramos un poco en confianza y le propongo ir a hacerle la entrevista en otro momento, cuando no tuviera que trabajar tanto. Acepta. También contacto a otra y quedamos para otro día.
“Aprendizajes”: a pesar de los primeros contactos, la realidad indicaba que aún no había realizado ninguna entrevista. Cuando realicé la primera pude comprobar que el cuestionario se respondía muy rápido, a veces no llegaba a los diez minutos. Por dicha razón comencé a presionar un poco más para que me respondieran en el acto las preguntas, sabiendo que no les iba a llevar mucho tiempo.
Esos primeros días pude realizar varias entrevistas, enterándome de diferentes modos de trabajo de dichas mujeres, de estrategias y preocupaciones diversos.

Compruebo que nunca aceptan que grabe las entrevistas, por lo cual me veo obligada a tomar notas. Pero por otra parte se sienten muy incómodas cuando saco la hoja con el cuestionario, por lo cual debí aprenderme casi de memoria las preguntas y anotar en mi cuaderno de anotaciones las respuestas. Aprendo así que pese al trabajo previo en la planificación del “campo”, la tarea del investigador debe adecuarse lo más posible a las necesidades y realidades de los sujetos. “Tarea para el hogar”: reformular cuestionario, preparar un anotador especial para la tares, dejar el grabador en stand-by…

Luego de ese contacto inicial con las mujeres, comprobé que sus informaciones era correctas: el rumor de de la presencia de “la AFIP de Buenos Aires” alejó a estas mujeres de sus trabajos cotidianos…ya no se observaban vendiendo casa por casa en las calles, ni en los alrededores del Mercado, ni en el Puerto. Las calles sufrían, como yo, la ausencia de estas mujeres: no había ni una de ellas en Posadas.
Cuando la situación se “normalizó” pude realizar algunas entrevistas más, aunque esta vez adentrándome en un ambiente nada seguro. La zona donde encontrar más fácilmente a estas mujeres era algo peligrosa, hasta el punto que ellas mismas me advirtieron de los cuidados que debía tener si quería seguir “preguntando”. “Tarea para el hogar”: tener en cuenta las precauciones.

Voir le profil de l'utilisateur http://alain.musset.superforum.fr
Informe personal sobre el trabajo de campo
Abril/Mayo 2009. Posadas, Misiones
Segunda parte


3. Instituciones: la lucha por la información

La ausencia de las mujeres la segunda semana de mi trabajo me obligó a cambiar prioridades en mi agenda e intentar cosas nuevas…Mi atención se desviaría entonces hacia la “Institucionalidad”.

Municipalidad de Posadas

Me dirigí primeramente a la Municipalidad de Posadas con dos objetivos: conseguir mapas que muestren el planeamiento de la ciudad y encontrar información sobre el tratamiento de los “Mercados Paraguayos” por parte de la Municipalidad, sobre todo en lo concerniente al Mercado Modelo.
Con respecto a los mapas, pude hablar con una de las empleadas del Departamento de Geografía, quien me prometió unos mapas electrónicos para el día siguiente, si yo le llevaba un soporte electrónico en donde cargarlos (un CD, por ejemplo).
Sin embargo, la búsqueda de archivos fue atravesada por diversos inconvenientes que han sido resueltos gracias a la cooperación de varias personas que me brindaron su apoyo material y moral. Me comuniqué en primer lugar con un Arquitecto, quién me explicó que la Municipalidad había sufrido un incendio total que afectó a todos los sectores y del cual nada se había rescatado. El arquitecto me recomendó ir a la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial para preguntar sobre los planes urbanos de Posadas.
En otra oportunidad, el mismo arquitecto me presenta a una colega de la Municipalidad, otra arquitecta encargada de Patrimonio, quien me podía dar unos datos sobre el Mercado. La información que me proporcionó, sin embargo, fue muy escasa debido a que el incendio había acabado con todo.

Subsecretaría de Ordenamiento Territorial de Misiones

En la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial de Misiones debía intentar ubicar a un Arquitecto, a quién no conocía pero lo habían nombrado en la Municipalidad como alguien que da clase en la Facultad de Geografía y que sabe sobre los planes de urbanización más importantes desarrollados en Posadas.
El Arquitecto me recibió muy cordialmente y planeamos una entrevista “informal” – según su pedido – para conversar sobre los planes urbanos de Posadas. En este caso mi ignorancia era evidente y aprendí mucho de la entrevista, la cual fue registrada con una grabadora.

Consulado de la República del Paraguay en Posadas

Como si fuera una jugada del “destino”, llegué al Consulado Paraguayo en Posadas por una confusión, pues buscaba a la Subsecretaría de Ordenamiento Territorial (que estaba a 100 metros de distancia). Decidí aprovechar la casualidad y pregunté por la posibilidad de entrevistar a alguien sobre las relaciones entre la Argentina y el Paraguay y sobre los conflictos dentro del marco del Mercosur. Después de esperar unos minutos me llevan al despacho del Jefe de Prensa del Consulado. Tuvimos una entrevista formal de una hora, que grabé en su totalidad, donde le pregunté cosas íntimamente relacionadas con mi investigación. El entrevistado me respondió de manera muy cordial, aunque siempre siguiendo la postura general del Consulado, es decir, con extrema diplomacia.

Cámara de Comerciantes de Posadas

Una tarea postergada era encontrar a un contacto de la Cámara de Comerciantes de Posadas, quien hace un año me había atendido prometiéndome información. Esta vez, me pide que espere tres días para plantear mi caso a la Comisión Directiva de la CCP con el fin de lograr que me otorgaran autorización para hacer preguntas y ver la información que pueden ofrecer.
Sorpresivamente, mi contacto hizo algo que cambiaría el curso de mi semana: además de brindarme acceso a un archivo de fotos, comenzó a llamar personalmente a tres comerciantes que fueron partícipes y organizadores del conflicto que estoy estudiando. Ante la llamada “oficial”, todos aceptaron concederme una entrevista y así ocupé mi agenda de las tardes con las entrevistas a los comerciantes. Una buena gestión, que marcaría mi trabajo semanal y un giro inesperado en mi trabajo de campo. Me ví enfrentada a la posibilidad de obtener una información deseada pero no planeada, con el perjuicio de no poder continuar mi trabajo de entrevistas previamente planeado, casi con un cronómetro. Decidí que aceptaría este nuevo cambio de ruta, redacté en mi cuaderno de notas las preguntas para estos nuevos actores, y ocupé mi semana con dichas entrevistas, de las cuales he obtenido informaciones muy valiosas. “Aprendizaje”: más allá de los planes originales, estar atento a las posibilidades que se abren y cómo aprovecharlas.

4. Los cruces

Otra parte importante del trabajo sería realizar los cruces a Encarnación en los dos medios de transporte que se ofrecen a las mujeres que he entrevistado: la lancha y el colectivo internacional.
Así, una mañana decido cruzar a Encarnación por medio de la lancha, un trayecto ya conocido en un previo trabajo exploratorio. A las 10.45 no había demasiada gente en el puerto. Todos los que íbamos en el viaje de ida estábamos poco cargados (o nada cargados) había parejas, niños, gente mayor. En migraciones me dijeron que podía cruzar todos los días, cuantas veces quisiera. Llegamos a Encarnación 20 minutos después y realicé mi caminata hasta el centro. Estuve una hora caminando y comprando cositas –no se puede volver sin haber comprado nada, aunque sólo se tratara de unos termos- y emprendí el camino de regreso. En la lancha de “vuelta”, como de costumbre, caras diferentes: mujeres llenas de bolsos de todos los colores y tamaños, hombres que acompañan a algunas mujeres, caras nerviosas.
El otro cruce a Encarnación lo realizo por medio del colectivo internacional, el cual tomo en el centro de Posadas y en poco tiempo arriba a la ciudad vecina. Pero en el camino, perderé el colectivo una vez en la aduana y comprenderé como funciona el puente. El recorrido del colectivo en la ciudad de Encarnación me mostró zonas muy interesantes, a las cuales no pude acceder por parecer muy peligrosas. Ya no se trataba del centro, con sus callecitas llenas de puestos de venta, sino de avenidas con grandes mercados alternados con terrenos baldíos llenos de basura. “Tarea para el hogar”: bajarme en esa zona pero acompañada para mayor seguridad.

5. Geografía: la exuberancia en el diseño

La experiencia de habitar en un ambiente tan selvático realizando un trabajo de campo con entrevistas y encuentros con personas desconocidas me hizo reflexionar sobre una idea fuerte: la “exposición”.
La exposición fue, en primer lugar, con respecto a la geografía, a la fauna y flora del ambiente. Esta zona del país es subtropical, y todo lo que sucede aquí está marcado con una exuberancia desafiante. El color de la tierra colorada contrastada con el verdor de las plantas, su exuberancia en tamaño y variedad, hacen que cualquier trayecto, cualquier paseo, cualquier camino se transforme en un paisaje conmovedor. Pero acompañando a esta flora, la fauna es también exuberante: los insectos, las arañas, las víboras, las mariposas tienen asimismo un carácter magnificado. Las arañas no son sólo arañas, son “arañas pollito” o tarántulas de veinte centímetros de diámetro. Las hormigas gigantes de dos centímetros, las víboras, yayarás encontradas bajo alguna piedra. La exposición es entonces a toda esta exuberancia que maravilla y provoca temor. Tan es así que, mientras me dirigía a una entrevista ya acordada, un insecto desconocido me pica en la pierna y me genera una reacción terrible de temblores y mareos. El entrevistado pensaba que tenía calor y aumentaba la potencia del aire acondicionado, sin comprender que me sucedía. Lo que me sucedía era la consecuencia lógica a la exuberancia de la selva.
Y el clima no se escapa a esta característica. Aún a principios de mayo, el calor es insoportable y las lluvias son torrenciales, a tal punto que todos los posadeños se escapan de las calles y toda actividad desaparece. En mi trabajo, las tormentas han servido para realizar los informes obligatorios, adelantar lecturas, analizar datos y pasar en limpio las entrevistas realizadas.
Pero la exposición también se vive en el trabajo de investigadora. La obligación de hablar con gente desconocida, de hacer preguntas, de explicar lo que hago significa una exposición a la cual no estaba acostumbrada. Estoy comprendiendo que, al hacer preguntas, uno mismo en su trabajo está siendo interpelado, que al “dar la cara” estoy exponiéndome al otro, a su mirada y a sus conocimientos. Todo tiene la impronta de lo “mutuo”. Mi postura tradicional de no hablar demasiado de mi trabajo y de mis intereses se vio absolutamente revolucionada, obligándome a cambiar mi forma de ser y de presentarme. “Tarea para el hogar”: reflexionar sobre la doble interpelación, sobre lo que se expone y lo que es posible ocultar, las estrategias posibles para realizar mi trabajo de la mejor manera posible.

6. El fin de la primera experiencia

La primer experiencia de campo realizada en esta oportunidad, además de una información a analizar y re-trabajar, me deja ciertas reflexiones y dudas que hacen ruido en mis pensamientos. Afortunadamente el contacto con mis directores será fluido y tendré oportunidad para conversar y revisar esta experiencia, para evitar errores y maximizar los resultados en un futuro trabajo. Algunas de las pistas de reflexión son:
a. Entrevistas, ética de investigación, exposición y anotadores. Fue correcto mi accionar de utilizar anotadores para las entrevistas, cómo debo reaccionar cuando los entrevistados no quieren ser registrados? Podré llegar a ganar la confianza de los entrevistados para grabar las conversaciones? Cómo manejar la doble exposición?
b. Tiempos, agendas, planes. La planificación es provechosa para no perder tiempo en el campo. Sin embargo es también sumamente importante dejar de lado el cronograma si se presentan buenas oportunidades. Ejemplo positivo: las entrevistas realizadas con los Comerciantes, que no estaba prevista. Ejemplo negativo: planificar hacer todas las fotos de la ciudad en la última semana de trabajo que, en mi caso, fue imposible realizarlas debido a las intensas tormentas eléctricas que azotaron la ciudad. Ser flexible, estar preparado…
c. Preguntas sobre el futuro: cuán probable será continuar con mi trabajo? conseguir más entrevistas? realizar las entrevistas en profundidad? lograr sortear los obstáculos en materia de seguridad personal, fauna, flora y clima? Deberé acudir a alguien que me acompañe a los lugares verdaderamente peligrosos? Qué se hace en esos casos como investigadora social? Y un infinito ETC…

Voir le profil de l'utilisateur http://alain.musset.superforum.fr
Informe personal sobre el trabajo de campo
Abril/Mayo 2009. Posadas, Misiones
Fotografías




Río Paraná y Puente Internacional Roque González de Santa Cruz (fotografía de María Dolorés Linares)




Costanera posadeña (fotografía de María Dolorés Linares)




Restos de Columnas de ruinas jesuíticas en una avenida posadeña (fotografía de María Dolorés Linares)




Mercado del Puente “La Placita” (fotografía de María Dolorés Linares)




Gente trabajando en los alrededores del Mercado del Puente “La Placita” (fotografía de María Dolorés Linares)




Mercado Modelo "La Placita" en Posadas (fotografía de María Dolorés Linares)





Una tarántula nos da la bienvenida a la Ciudad de Santa Ana (fotografía de María Dolorés Linares)

Voir le profil de l'utilisateur http://alain.musset.superforum.fr

Contenu sponsorisé


Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut  Message [Page 1 sur 1]

Permission de ce forum:
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum