Le site officiel de Alain Musset: Biographie, Bibliographie, Infos, Discussions, Actualités... simplement en un clic!


Vous n'êtes pas connecté. Connectez-vous ou enregistrez-vous

Icela Martinez: Accesibilidad al agua en la ciudad de México

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Aller en bas  Message [Page 1 sur 1]

ACCESIBILIDAD AL AGUA EN LA CIUDAD DE MÉXICO,
LA DISTRIBUCIÓN DE AGUA CON PIPAS
- Por qué y cómo esta manera de tener acceso a un recurso vital es injusta

REPORTE DEL TRABAJO DE CAMPO

¿CÓMO COMENZAR EL TRABAJO DE CAMPO ?
¿CUÁLES SON LAS MANERAS DE ENTRAR AL CAMPO ?


Realización : abril-julio 2009
Lugar : Iztapalapa y Tlalpan, México Distrito Federa
l


Mi experiencia en el trabajo de campo fue de cierta manera larga, cuatro meses, pero a intervalos y con periodos bastante intensos, además marcada por una coyuntura social, política y de crisis.

1. Antecedentes: la búsqueda para acceder al campo

Desde antes de la llegada a la ciudad de México, sabía por lo que los medios decían, que existía una situación crítica en torno a la escasez de agua. Se hablaba de un periodo de estiaje en dónde los niveles pluviométricos eran los más bajos en los últimos años. A esto se aunaba el proyecto de la reparación de la tubería del sistema Cutzamala. Lo que iba a implicar largos cortes en el suministro y por lo tanto una exacerbación de la crisis que se vivía. Además de la utilización de pipas para contrarrestar los efectos de la iliquidez.

Los primeros datos fueron recolectados a través de la Ley de Transparencia y de Acceso a la Información Pública del Distrito Federal, y por lo tanto del Instituto de Acceso a la Información Pública del DF, o bien por medio de la Oficina de Información Pública de cada una de las 16 delegaciones que conforman la capital. A quienes solicité los datos referentes a la distribución de agua en pipas. Bien que tenía una idea vaga de cuáles eran las delegaciones en las que la investigación podía ser posible. Tenía aún dudas, ya que existen al menos 5 delegaciones en las que el servicio se da de manera permanente y además representa una cantidad importante tanto de agua como de habitantes.

A partir de estos datos y del consejo de mi tutor quien me dijo que el terreno se ‘escogía’ según su accesibilidad. Ya en la ciudad de México comprendí un poco mejor lo que esto último significaba. Así que además de buscar su entrada, también tenía que tocar algunas puertas y hacer contacto con los ‘gate keepers’.

Como decía más arriba, trato de aprovechar, la situación que se vive en torno a la falta de agua. Y es durante el primer corte de agua debido a las reparaciones del sistema Cutzamala, a principios de abril, exactamente durante la Semana Santa, del 9 al 12 de abril, que el Gobierno capitalino (GDF), junto con el Sistema De Aguas de la Ciudad de México (SACM) organiza el “Programa Emergente de Reparto de Agua Potable en Apoyo a las Delegaciones”. Pienso que este puede ser un medio para tener contacto con la gente, sobre todo que en la primera reunión, previa al corte, en la cual están reunidas las 6 principales dependencias del gobierno (Participación Ciudadana, INVI, Secretaría de Gobierno, Procuraduría Social, Adultos Mayores y Protección Civil) se determina que el apoyo será dado directamente a los habitantes afectados a través del reparto de agua en pipas y en garrafones. Estas acciones serían durante el corte y un par de días después.

Es importante aclarar que pude asistir a esta reunión porque mi mamá trabajaba para el gobierno (Secretaría de Gobierno) y se le pidió que colaborara con su equipo. La delegación asignada fue Coyoacán, ubicada en el sur de la ciudad, y específicamente la zona de los Pedregales, la cual se vería no solamente afectada por el corte de agua, pero que además por su historia como zona de invasión tiene problemas de accesibilidad al recurso.

Esta etapa bien que en cierto momento me pareció que me alejaba de mi objeto de investigación (las pipas), ya que finalmente durante los cuatro días que duro el reparto de agua, las acciones fueron fundamentalmente alrededor de la repartición gratuita de garrafones. Sin embargo, me ayudo a varias cosas: primeramente, la observación participante de esta etapa permitió ‘entrenarme’ para poder acercarme a la gente, y para entender de cierta manera cómo viven las personas esta situación. Además en el ramo de las pipas, observé que su distribución partía de las Garzas, y que principalmente es la delegación quien esta encargada de organizar su reparto. Y aunque el gobierno central tenga algunas pipas, no juegan el mismo rol que las locales. Finalmente en tercer lugar, unos meses más tarde, obtuve el contacto de un habitante de la delegación Tlalpan.

Algunas semanas después, se comenzó la repartición de tinacos en 4 colonias de la zona de los pedregales. Asistí a los eventos oficiales, y a la repartición ya puesta en acción. A través de estos eventos tome contacto con una asociación de vecinos de Coyoacán quienes trabajan como lo dice su líder, “por la lucha por el agua”. Asisto a una de sus reuniones de trabajo. Encuentro elementos muy importantes y que están ligados a mi objeto de investigación: gente, redes, agua, organización, líder, caetera… ¡con excepción del tema de las pipas! Durante algunos días dudo mucho, ya que este contexto y su movimiento me parecen extremadamente interesantes. Pero releo mi proyecto de investigación y recuerdo mis objetivos en él, y decido que finalmente debo y puedo seguir buscando por el lado de las pipas.

En esos momentos me sentía muy motivada, ya que estaba dentro del tema del agua y su repartición, y aunque estaba lejos de las pipas, pensaba que podía llegar de una u otra manera a tocar esta parte. Y fue durante este periodo que ocurrió lo de la influenza. Toda la ciudad de paralizó y debido a exigencias familiares, salí completamente del ritmo de trabajo, durante un poco más de dos semanas. En su momento pensé que podía retomar la dinámica rápidamente, pero ciertamente no lo fue así, ya que el encierro durante aquellos 15 días no creó más que una sensación de frustración y ciertamente de ocio.

2. Llegar a la gente por medio de los servicios

Después de algunas semanas tratando de retomar las riendas de mi investigación, regreso a mi idea principal de trabajar sobre Iztapalapa, y aunque hasta ese día, no tenía ni una sola entrada concreta, y no sabía cómo tenerla. Ya que uno se da cuenta que por muy buenas intenciones y un proyecto interesante que se tenga, con datos y situaciones ideales para estudiar, uno tiene que encontrarlas concreta y materialmente en el espacio. Así que me armo de un tapa bocas y me dirijo a las oficinas de la delegación Iztapalapa. Y hasta ahora no se si fue de la inconciencia, del aburrimiento durante los días de influenza, de las ganas de avanzar con mi investigación, o todo junto. Pero paso por lugares poco frecuentables y con una mala reputación buscando mi entrada. De oficina en oficina llego a Atención Ciudadana, en dónde piensan que quiero una pipa y me dan una lista de teléfonos y de direcciones para obtener una. Finalmente puedo hacerme entender que más bien lo que busco es saber cómo es que funciona aquello, y es entonces que la encargada de la ventanilla, sabiendo que no estaba dentro de sus funciones explicármelo, me indica la ubicación y el nombre de alguien con las competencias para ayudarme.

Y es así como llego a las Dirección General de Servicios urbanos buscando a la Licenciada X, quien no estuvo. Por cuarta vez me indican que ese tipo de información (sobre las pipas en la delegación) se tiene que pedir por escrito, pero viendo que de ninguna manera yo sólo quería información, pero mas bien una entrevista, hablar con alguien, me dirigieron con el Ingeniero XX. Tanta insistencia y tal vez un poco de suerte, me consiguieron una audiencia el día mismo.

Me sorprendió ver a un hombre tan abierto a dar información sin pedir una sola credencial. Fue este encuentro el que me abrió las puertas al campo. No solamente porque es un personaje vital en el sistema de las pipas, quien es por lo tanto conocido por la gran parte de personas implicadas, sino que además me dio una cierta legitimidad. Además que me proporcionó, direcciones, nombres, teléfonos y ubicación de las garzas. Sin olvidar que me dio ‘carta blanca’ para ir a meterme en cualquier oficina relacionada con las pipas y hasta a subirme en ellas.

Días después conseguí que un amigo me llevara a una garza, la de Tecomitl. Tomando en cuenta la bien nombrada reputación de la delegación y sus problemas en torno al agua, comprendí rápidamente que mi presencia, mis intenciones y mis preguntas sería tomadas con desconfianza. “¿un estudio sobre el agua? ¿sobre las pipas? ¿de dónde? ¿para qué y/o quién? ¿de qué universidad?”. Para contestar sistemáticamente, agregando y quitando elementos a mi justificación: “ estudiante de sociología de la UAM-Iztapalapa, si, aquí cerquita. Sobre las pipas, para entender como funcionan, porque se ve que es un trabajo muy pesado y sumamente importante para la delegación y su gente. Si, es un trabajo para la escuela, para mi maestría. No, no soy periodista. No, no vengo de contraloría. Hijole, no traigo mi credencial, porque fijese que me la robaron, pero le puedo dejar mi teléfono”. Supe desde un principio que no podía decir que venía del EHESS en Paris, así que solamente arregle ese dato.

Pocas veces el primer contacto fue tan fácil como con el Ingeniero XX. Como lo decía, en la primera garza, el responsable salió de su oficina y habló conmigo en plena calle. Me dijo que la situación de escasez se había acabado y que al menos en su zona “la cosa estaba tranquila”. No hubo medio de poder acceder a tener más información o acceso a las pipas. Y era bien cierto que la ubicación geográfica de esta garza no correspondía a las zonas en dónde la falta de agua era sistemática. Aún a sabiendas de esto, este acercamiento a las pipas me dejó un poco decepcionada.

Deje entonces pasar este sentimiento y me dirigí a la delegación Tlalpan por dos razones: el mismo Ingeniero XX me había dicho que el sistema en aquella delegación era completamente diferente, puesto que hasta el agua era vendida, entonces el simple hecho que el responsable se compare con otra delegación me incito a ir a ver que había detrás de esta descripción. En segundo lugar, Tlalpan es la primera delegación con falta de agua y la distribución se hace en gran parte por medio de pipas. Habiendo obtenido éxito en Iztapalapa al presentarme directamente en las oficinas de Atención Ciudadana, hice lo mismo. Y así fue como llegué a la Subdirección de Agua Potable en Pipas, para tener días después una entrevista con el encargado del área.

Este encuentro se baso en la comprensión de cómo funcionaba el reparto de agua en pipas en la delegación. El cual es único en toda la capital, establecido desde el 2004 y que finalmente busca una repartición más equitativo, ya que se hace a partir de un padrón, el cual esta organizado según ciertos aspectos socio-económicos. Y aunque no me dio muchos elementos para poder acceder a la gente, me permitió poder tener un segundo terreno para la comparación. Tal vez ‘falso’ porque muy diferente del primero, pero al fin teniendo en común el objeto de investigación: distribución de agua en pipas. Traté de tener acceso al padrón mencionado, pero me fue negado, ya que es una lista con nombres y datos de las personas contenidas sumamente personales. Lo cual es comprensible, y aunque pude ver rápidamente la lista en la computadora para visualizar cómo estaba organizada la lista. Pero no pude obtener más información. Tendría que pedir el nombre de las compañías que reparten el agua. Dejé entonces la problemática de cómo contactar a la gente y me regresé a Iztapalapa.

3. Los diferentes actores

Pero el regresar implicaba: saber exactamente ‘a dónde’, en esta vasta delegación y ‘cómo’. Y fue entonces que en esos días que me presentaron a A.J., quien además de siempre haber vivido en Iztapalapa, y por lo tanto de conocer la demarcación bastante bien, trabaja como responsable de una Coordinación de Seguridad Pública. Este encuentro me dio ‘valor’, para poder ir a zonas a las cuales uno no puede acceder, sola, y además como mujer. Así que juntas nos presentamos como estudiantes de la UAM-I, en diferentes garzas. El hecho de que A.J. tuviera un carro y conociera la delegación, ayudó mucho, lo cual nos dio un ‘acceso’ aún más fácil a zonas en las cuales hay una gran falta de transporte público. Como lo decía más arriba, no siempre fue grata la bienvenida en las garzas. En aquellos días era periodo electoral, y había grandes pugnas alrededor del candidato del PRD, y en la ocurrencia, la primera candidata, C. B., había sido una líder en la zona del cerro de Santa Catalina, quien tenía la particularidad de pelearse la mayor parte del tiempo con los piperos. Entonces la presencia de dos mujeres, en jeans y tenis, no era muy tranquilizadora. Además de ser acusadas de contraloras, reporteras, ahora también podíamos concordar perfectamente con el perfil de ‘espías’ de la dicha candidata. Quien además había dicho en recientes declaraciones que si llegaba a ser delegada, cambiaría el sistema de las pipas… lo cual obviamente fue mal interpretado por los piperos quienes por su lado más bien entendieron que C.B. llegaría a correr a todos. Coyuntura política obliga, medios y campañas políticas harían más tensa la atmósfera y las relaciones, así que aumentaría la desconfianza.

Pero como no teníamos nada que esconder. Calmamos los ánimos, y las ganas de responder a las falsas acusaciones, y tratamos hasta que nuestra presencia y las preguntas perdieran su tono de amenaza. Esto fue logrado en la tercera garza visitada a penas unas 5h en el sol, hasta que al final pudimos seguir una pipa y ¡tener al fin contacto con la gente! En la siguiente garza, las cosas empezaron igual, pero no se pudo entrar verdaderamente en contacto ni con los piperos ni con la gente. Ya que la garza de La Purisima, es el centro de comando del resto de las garzas y donde además no cubre una zona de conflicto. Sin embargo, aquí nos dijeron de ir a la garza de la Estrella, lugar en la que fuimos recibidas por el responsable sin ninguna desconfianza y que abrió un contacto directo con la gente.

Hay dos zonas diferentes en Iztapalapa en donde pude establecer contacto con sus habitantes. La primera es en la zona del cerro de Santa Catalina, del lado de Miguel Teotongo. Fue siguiendo una pipa que pude tomar datos de gente quienes fueron los únicos actores que no mostraron ningún tipo de desconfianza frente a mi, sino al contrario se acercaron, con la esperanza de obtener ayuda. Sobre todo, que nuestra presencia hacía que los piperos se comportaran de una manera más cordial que la normal. La segunda zona es detrás del cerro de la Estrella, y es en un predio ilegal, La Maravilla. En donde además la relación con los piperos parece ser más fácil y el reparto, bien que sistemático (y no de emergencia) esta mejor organizado a beneficio de los habitantes. Como lo dije más arriba. Los habitantes parecen estar más abiertos para platicar de su situación. Algunos buscan que se les ayude, mientras que otros no lo piden. Es importante remarcar que la situación en la que ‘uno se pone’, debe de ser manejada con mucha precaución, ya que es ‘normal’ que las personas pidan ayuda, y que uno quiera dársela, aunque muchas veces sea imposible hacerlo, ya sea por falta de medios o simplemente porque no le toca a uno como aprendiz-investigador hacerlo. Por lo tanto, se debe de dejar bien claro a las personas con las que se tiene contacto y se quiere trabajar, que el rol que uno juega no es directo en la resolución de sus problemas. Sin embargo, siempre se puede ayudarles en asuntos prácticos, como la redacción de cartas dirigidas a las autoridades, etc. Y sobre todo, uno debe de tomar cierta distancia (cosa que es sumamente difícil, ya que es imposible no simpatizar con las personas y sus problemas) para el bien de lo que se esta estudiando.

En ambas zonas hay líderes, pero funcionan de manera diferente. En la primera coordinan el reparto de agua, mientras que en la segunda, la puja es más extensa y se hace más bien por una seguridad de la tierra y por el acceso más extendido a los diferentes servicios urbanos. Los líderes, son también actores que desconfían, pero menos que los piperos. Además de que buscan un cierto protagonismo, por lo que sus discursos y sus intenciones deben de ser tomadas en ‘segundo grado’. Yo no tuve ningún problema con ellas. En los dos casos, fueron personas exteriores, piperos o vecinos, quienes me hablaron de ellas. Se refirieron a ellas como un ‘mal necesario’, ya que aunque no fueran de su total simpatía, se requerían de las líderes para poder tener acceso al servicio. La mayoría de las veces se tienen problemas con los piperos y con los que administran las garzas, sobre todo en la primera zona, en donde no se tiene una buena imagen de los líderes y siempre se habla mal de ellos, además que se les describe como personas prepotentes y mal educadas. Y sus declaraciones son acompañadas de anectodas que ilustran la mala relación. En la segunda zona, los encargados de las pipas, han logrado mantener al margen la acción de los líderes. Pero siempre están presentes, y en todas las zonas uno se topa con ellos.

Curiosamente todos los actores con los que hablé, ya sean responsables de las garzas, piperos, habitantes o líderes, conocían al Ingeniero Hernández. Esto me dio al menos un elemento en común, que me permitió, al menos del lado de los operadores.

Como elemento periférico, también visité la Oficina Regional Oriente Santa Catalina, del Sistema De Aguas de la Ciudad de México (SACM). Que si bien no tiene nada de que ver con las pipas. Su función es la de abrir y cerrar las válvulas para que las tuberías distribuyan el agua. La entrevista que realicé, me permitió ver que existe toda una jerarquía que dicta las cantidades de agua determinadas a cada zona de la capital.

4. Qué se obtuvo

Al final de esta primera etapa del terreno se llega a la conclusión que el trabajo del contacto esta hecho. Me hubiera gustado haber tenido más entrevistas grabadas. Y aunque pudieron haber sido realizadas, me doy cuenta que el esperar, y ganar de antemano la confianza de la gente, así que entender el contexto, el lugar y la situación podrán hacer que la realización concreta de las entrevistas sea no solamente más lúcida pero tal vez en mejores condiciones.

Las conversaciones que hasta ahora tuve, quedaron en notas. Mi objetivo fue en ese momento establecer el contacto y la confianza. Además en varias ocasiones era difícil grabar una conversación: en una pipa es imposible, debido al ruido y el constante movimiento del camión; en las garzas es un poco lo mismo, además de que siempre hay interrupciones y mucho ruido (son horas de trabajo). Y con la gente, puesto que tomaba contacto cuando les llevaban la pipa, y en la mayoría de las veces se encontraban en situación de urgencia, porque no tenía agua. Me pareció más correcto platicar en primer lugar, hacerme conocer, y al final, pedirles sus datos para tener posteriormente una entrevista. Debo reconocer y recalcar que el hecho de llegar con la pipa me abría directamente la confianza de los habitantes, ya que como lo había dicho, la manera de comportarse de los piperos se mejoraba.

La etapa que viene estará destinada por un lado a realizar las entrevistas. Hasta ahora tengo tres contactos de habitantes en Iztapalapa y una en Tlalpan. Pienso que a partir de estos contactos y a través del sistema de inter-conocimiento entre la gente, podré reconstituir las redes sociales generadas alrededor del acceso al agua por pipas.
Pienso que será también importante tener entrevistas más concretas de al menos dos responsables de garzas, quienes tienen sobre todo una larga experiencia en el lugar.
Finalmente, piperos y líderes estan también contemplados.
Es en este momento, en el que realizo que la información y los contactos que tengo en Iztapalapa son muchos más que en Tlalpan. Ya que en esta última sólo cuento con la entrevista con el encargado de la Subsecretaría de Agua Potable en Pipas y un habitante. Sería tal vez interesante de tomar contacto con las empresas contratadas por la delegación para brindar el servicio, así que visitar alguna de las garzas de la delegación.

Por otro lado, los datos estadísticos y los mapas de la red de agua potable están en la lista de datos a obtener.

Finalmente, creo que si bien tardé y me costó trabajo establecer contacto con la gente. Las experiencias precedentes al terreno pero con el objeto ‘agua’, me ayudaron en el aspecto de la confianza y de la desenvoltura con los diferentes actores.

Voir le profil de l'utilisateur http://alain.musset.superforum.fr
Fotografías




Garza Tecomitl, trailer cargando agua (fotografía: Icela Martínez)




Garza C.I.A. 6, pipas cargando y operadores esperando turno o que su unidad haya sido llenada. Esta garza reparte a la zona del Cerro de Santa Catarina, a donde pertenece San Miguel Teotongo (fotografía: Icela Martínez).


https://i85.servimg.com/u/f85/11/35/29/01/5_smt_10.jpg


San Miguel Teotongo, llenado parcial de una cisterna. Operador revisando y ayudante o "chalan" esperando afuera (fotografía: Icela Martínez).




San Miguel Teotongo, mujeres reuniendose alrededor de la líder a la llegada de la pipa (fotografía: Icela Martínez).




San Miguel Teotongo, pipa recorriendo las calles del barrio (fotografía: Icela Martínez).




San Miguel Teotongo, aspecto del agua recién repartida por la pipa (fotografía: Icela Martínez).




San Miguel Teotongo, mujeres al pie de la pipa que acaba de llegar esperando saber a quién le va a tocar (fotografía: Icela Martínez).




El Milagro, predio ilegal en el cerro de la Estrella. Zona alta y final del predio. Zona marginalizada en comparación con la parte baja del mismo predio (fotografía: Icela Martínez).




El Milagro, vista de arriba de la pipa hacia la casa de "La Morena" en el momento en el que sus tambos son llenados. En esta parte del predio no cuentan con cisternas, sólo con tambos y alguno que otro tinaco (fotografía: Rémy Charrier).




El Milagro, hay algunos habitantes del predio que cuentan con algún tinaco de los que repartió el Gobierno del Distrito Federal (fotografía: Icela Martínez)

Voir le profil de l'utilisateur http://alain.musset.superforum.fr

Voir le sujet précédent Voir le sujet suivant Revenir en haut  Message [Page 1 sur 1]

Permission de ce forum:
Vous ne pouvez pas répondre aux sujets dans ce forum